La investigación extensiva y los tratamientos se han orientado al desarrollo de tratamientos del pietín. A despecho del amplio rango de productos comerciales disponibles, no existe aún un único tratamiento que sea 100 % efectivo. Habitualmente se pone mucho énfasis  en el tratamiento en sí, a expensas de una mejor planificación preventiva y un mayor sentido de oportunidad, en la aplicación del tratamiento.

         Muchos productos se han lanzado al mercado sin mucha información que soporte sus resultados milagrosos. La falta de una información confiable puede a menudo confundir la evaluación de la efectividad de un nuevo producto en condiciones de campo.

 

Por ejemplo:

·         Las pruebas han sido realizadas en condiciones de laboratorio pero no en condiciones de campo.

·         Las pruebas no incluyen un grupo control adecuado donde los animales no tratados se mantengan junto a los animales tratados.

·         Los efectos de las condiciones ambientales y las curas espontáneas no son tenidas en cuenta.

·         No se informa del grado de despezuñado que se realiza junto con el tratamiento.

·         No se describe el método de evaluación del tratamiento

·         No se informa el marco de tiempo entre el final del experimento y la inspección.

Los nuevos productos pueden ser mas efectivos  pero se debe ser muy cauteloso

sobre cualquier exaltación de sus bondades. La recomendación debe de estar fundamentada por ensayos estándares confiables que pueden ser publicados en una revista científica.

 

Existen dos aspectos en el tratamiento del pietín:

 

1.- Durante los períodos de desafío (favorables al pietín) - la meta es limitar el

tamaño potencial del problema.

 

         Es una expectativa ilusoria esperar que cualquier alternativa de tratamiento reduzca la incidencia de pietín durante un período de desafío. El régimen de tratamiento curará algunas infecciones, pero simultáneamente se estarán desarrollando nuevas infecciones. Este escenario puede llevar a menudo al convencimiento de que la elección del tratamiento ha sido equivocada. Cualquier reducción de la incidencia durante un período de desafío, se asocia mas con las condiciones ambientales de humedad y temperatura y al número de patas infectadas en el rebaño, que a un efecto del tratamiento en si mismo.

 

2.- Durante los períodos sin desafíos (no favorables) - la meta es curar los

animales individuales.

 

         Luego que han sido separados y aislados los animales enfermos del rebaño sano, el tratamiento es utilizado para curar la mayor cantidad de animales, lo mas pronto posible. Lograr porcentajes de curas del 70 al 90 % pueden ser considerado como muy satisfactorio.

 

         Los tratamientos deben de ser diseñados para cada establecimiento para adecuarse a la majada, a los recursos de la empresa (especialmente financieros y humanos) y concordar con los objetivos del programa de control.

 

 

Refugo.-

 

         El refugo de animales infectados es la única "cura" para el pietín que es 100 % efectivo, y debe siempre mantener una opción de "tratamiento". Ningún otro tratamiento cura realmente los animales infectados crónicos, y cuanto mayor tiempo los animales infectados se mantengan en la propiedad, mayor es el riesgo de una ruptura del estatus

en los programas de manejo.

 

Un refugo enérgico de los ovinos infectados, tiene varias ventajas:

 

·         Descarta los animales genéticamente susceptibles

·         Reducción  física del número de Dichelobacter nodosus en la propiedad

·         Elimina un factor de gran riesgo de ruptura durante un programa de manejo.

 

Despezuñado.-

 

         El despezuñado extensivo de las patas infectadas es una vieja tradición, aunque existe poca información que demuestre si es beneficiosa. Un despezuñado enérgico que elimine los tejidos infectados y un sangrado excesivo parece que causa mas daño que beneficios.

         Es confusa la evidencia de los beneficios que depara el despezuñado previo a otros tratamientos. Malecki y Coffey (1987) no encontraron ventajas en despezuñar antes del baño podal con Footrite®. Skerman et al (1983) encontraron mejores resultados cuando los ovinos eran despezuñados y luego sumergidos en un baño podal de sulfato de zinc al 10 % y Teepol® al 0,2%, que cuando los ovinos no eran despezuñados y se pasaban por el baño podal dos veces en la semana.

         Los resultados contradictorios pueden estar asociados con grados variables de engrosamiento de las paredes de los cascos en el ensayo de los ovinos. Un despezuñado muy enérgico reduce la capacidad de absorber Zinc del baño, especialmente durante los períodos de desafío en los cuales la cornea del casco se encuentra ablandada.

         Las experiencias de campo sugieren que es beneficioso el despezuñado que facilite o incremente la exposición de la zona infectada al baño podal.

         El despezuñado es una tarea lenta y tediosa. Cuando existe un gran número a ser despezuñado, puede valer la pena intentar evitarlo este trabajo. El perjuicio de perder la mejora moderada, por no despezuñar, debe de ser comparada con la disminución del tiempo y esfuerzo que se obtiene.

 

Aerosoles tópicos.-

 

         Se encuentran en ofertas un amplio rango de productos en aerosol para el tratamiento del pietín. No todos ellos contienen antibióticos.

         Los aerosoles se encuentran limitados debido a: su costo; a que se aplica por única vez; y principalmente debido a su pobre resultado.

 

Baños podales.-

 

         En condiciones de laboratorio, el D. nodosus es susceptible a un amplio rango de antisépticos químicos. Sin embargo, en condiciones de campo, los resultados de los baños podales son muy variables. El grado y tiempo de contacto entre el producto y la bacteria es a menudo el mayor factor limitante en el resultado de los tratamientos de baños podales y no el producto químico en si.

         Mantener parado un ovino sobre una superficie seca por un período de 20 a 30 minutos luego del baño podal, mejorará su efecto. Sin embargo, si los ovinos se encuentran siendo tratado durante un período de desafío, el tiempo extra, (si fuera posible) es mejor gastarlo dentro del baño podal. Formalina y sulfato de zinc son los productos mas usuales en Nueva Zelanda.

 

Formalina (40 % de formaldehído).-

 

         Es un antibacteriano potente y efectivo y ha sido usado extensivamente en el tratamiento del pietín. Los resultados con una solución al 5 % tienden a ser variables con una curva muy amplia que va de 0 a 73 % de eficiencia (Allworth, 1995).

         La formalina es eficiente contra el DIO y en el pietín temprano, pero se vuelve limitada como tratamiento para el pietín mas avanzado debido al mayor tiempo requerido para exponer la infección a la solución. Los tratamientos en soluciones mas concentradas al 10 % y prolongadas, o exposiciones repetidas frecuentemente, causan inflamación e infecciones secundarias en la piel interdigital, provocando manqueras severas.

         La formalina no penetra en la pared cornea y solo actúa como un agente de superficie. El resultado puede mejorarse manteniendo los ovinos tratados con las patas secas por mas de una hora a continuación del baño.

         La formalina no es un producto agradable de trabajar.

         La formalina en baños descubiertos, se vuelve mas concentrada debido a la evaporación del agua y se vuelve inefectiva luego de la polimerización que ocurre a temperaturas menores de 10º C y por encima de 35º C (Ross, 1983).

         La formalina tiende a endurecer el casco y hace mas difícil los trabajos de despezuñados futuros.

 

Recomendaciones para el uso de formalina.-

 

·         Use una solución al 5 % (una parte de formalina en 20 partes de agua)

·         El tiempo de contacto no debe de ser mayor a 1 a 2 minutos.

·         Úsela solo para prevención del DIO y el tratamiento DIO y pietín temprano.

·         Es recomendable que la solución se preparada en el día de uso a una dilución del 5 % y cambiada diariamente, se encuentre la solución contaminada o no. Como no existe método de medir la concentración de formalina, debe evitarse el agregado de agua o más formalina a la solución existente.

 

 

Sulfato de Zinc (sulfato de zinc heptahidratado, sulfato de zinc monohidratado).-

 

         Beveridge (1941) encontró que el sulfato de zinc era efectivo para el tratamiento tópico del pietín.

         Los porcentajes de cura oscilaron entre 0 a 80 % (Allworth, 1995)

         El sulfato de zinc tiene un resultado similar a la formalina contra el DIO y para el pietín temprano, pero tiende a lograr una cura superior en pietínes mas avanzados.

         El tratamiento previo con formalina reduce la efectividad del sulfato de zinc.

         Las mejoras importantes que implica el uso del sulfato de zinc sobre la formalina incluye:

·         Trabajo mas agradable.

·         Incremento del tiempo de exposición sin consecuencias perjudiciales

·         Tratamiento mas efectivo para lesiones mas avanzadas

·         Recuperación mas rápida debido a una penetración mas profunda y mejores efectos curativos.

·         La concentración puede ser medida con un higrómetro.

·         Mantiene la efectividad en presencia de mas del 20 % de materia orgánica

·         Lograr buenos porcentajes de curación sin despezuñado.

·         No necesita ser cambiado luego de cada uso y es posible el agregado de agua o sulfato de zinc para corregir la concentración.

 

Recomendaciones para el uso de sulfato de zinc.-

 

·         Úselo a una concentración del 10 %. La concentración puede ser controlada por la medida de la gravedad específica usando un higrómetro flotante en un recipiente lleno con la solución del baño.

·         Para lograr una solución al 10 % se agrega 10 kg de sulfato de zinc heptahidratado (ZnSO4.7H2O) o 6 kg de sulfato de zinc monohidratado (ZnSO4.H2O) a 100 lts de agua. Es importante agregar el sulfato al agua mas que el agua al sulfato de zinc. En un gran baño podal se debe agregar la cantidad correcta de sulfato bien distribuido y luego removido con una escoba larga.

·         La gravedad específica de la solución al 10 % se ubica entre 10050 y 1060

·         Si se desea aumentar la gravedad específica en 10 unidades es necesario agregar 2 kgs de (ZnSO4H2O) o 1,5 kgs de (ZnSO47H2O) cada 100 litros de solución.

·         Para reducir la gravedad específica en 10 unidades es necesario agregar 20 litros de agua por cada 100 litros de la solución.

·         El tiempo de mantenimiento de los ovinos parados dentro del baño depende de la intensidad del desafío y del estado de la infección dentro del rebaño. Es esencial una evaluación para determinar la extensión de las lesiones.

 

·         Para detener la diseminación durante un período de desafío:

·         Solo para DIO                                 1 a 2 minutos

·         para DIO y pietín temprano                5 a 10 minutos

·         para pietín temprano y avanzado        10 a 15 minutos

 

·         Para el tratamiento del pietín:

·         30 minutos cada siete días en tres oportunidades

 

·         Como regla general, el baño debe de ser vaciado y lavado luego de haber pasado 50 lotes de baño, o cuando la consistencia de la solución se vuelve mas espesa que una crema luego de removerla.

 

·         El efecto del baño de sulfato de zinc se verá disminuido si los ovinos fueron bañados por formalina unas 6 a 8 semanas antes.

 

Radicate®  (Radicate Pty. Ltd. ARB 7592) El distribuidor en Nueva Zelanda es Sulkem Co. Ltd. Auckland.

 

         Radicate® contiene 458 g/l de nitrato de cobre y 80 g/litro de cloridrato de cobre. Se ha promocionado en Australia como "una solución concentrada de baño podal para controlar la diseminación, el tratamiento y la erradicación progresiva de todas las cepas de pietín en ovinos". Puede causar decoloración temporaria de la lana pero se encuentra dentro de los estándares de decoloración AS 4054-1992 de Australia. No debe de ser usado en baños de metal

         Los porcentajes de curación en ovinos Merino y cruzas Corriedale en seis propiedades de Australia variaron de 45 a 94 %. La tasa menor de curación se piensa fué debidas al uso de baños de metal. La cura próxima mas baja fue de 73 % (Reed y Alley, 1996).

         Radicate® ha sido registrado en Nueva Zelanda pero su autorización al mercado se ha demorado hasta que se tengan los resultados de las pruebas locales. Resultados preliminares de los ensayos de la Central de Otago con ovejas Merino y borregas, sugieren que Radicate® puede ofrecer alguna ventaja sobre el sulfato de zinc al 10 %, especialmente en restringir el número de nuevas infecciones durante el período de desafío. Estos datos deben de ser aún analizados estadísticamente (Green , com per).

 

         Las recomendaciones de los fabricantes para Radicate®.-

 

·         Asegurarse que todas las pezuñas se encuentren limpias antes de entrar al baño

·         Recorte todas las pezuñas hasta una conformación normal y bañe dentro de las cuatro horas de haber despezuñado.

·         Mantenga los ovinos en la solución del baño por lo menos durante 15 minutos.

·         Luego del baño, mantenga los ovinos parados en una superficie limpia y seca por al menos durante 15 minutos.

 

Explicaciones para los pobres resultados de los baños podales.-

 

         La amplia variación en las respuestas registradas en la literatura, en principio, no han sido explicadas. Algunos factores considerados fueron:

 

·         La epidemia era demasiado importante.

 

·         La frecuencia del tratamiento fue demasiado bajo

 

·         Las patas se mantuvieron húmedas luego el baño

 

·         Las patas no estuvieron expuestas al producto por el tiempo necesario

·         Tiempo del contacto con el producto

·         Las patas se apoyaban en los bordes o paredes del baño podal

·         Sobrecarga del brete (apiñamiento)

·         Las lesiones se encuentran cubiertas por un exceso de material o paredes excesivamente engrosados.

 

·         Concentraciones incorrectas

·         error en la estimación del volumen del baño

·         Error en los porcentajes de dilución

 

Antibióticos.-

 

         Los antibióticos son clasificados como (PAR) clase 1 Prescripción Animal Remedies bajo el Acto 1967 del Animal Remedies, en su Esquemas, regulación y Enmiendas

 

         Un veterinario puede solo prescribir o administrar PAR a un animal bajo el inmediato cuidado del susodicho veterinario y a continuación de una consulta con respecto al animal

 

"bajo el inmediato cuidado del veterinario" significa:

·         El veterinario debe tener una aceptable responsabilidad por la salud del animal

·         El seguimiento y el cuidado del animal  es una realidad y no una mera formalidad

"la consulta de un veterinario" significa:

·         Un examen del animal por el veterinario o

·         la obtención por parte de un veterinario de suficiente información acerca del animal de manera de poder tomar una decisión con respecto a la administración, prescripción o dispensión de un PAR a o con respecto a determinado animal.

Algunos antibióticos no se encuentran admitidos como tratamiento del pietín debido a que las dosis recomendadas se encuentran "fuera de prospecto". Fuera de prospecto puede significar una variación en :

·         vía de administración

·         Tasa de dosis

·         Especie a tratar

·         Indicaciones del tratamiento

 

Algunos antibióticos son muy efectivos en el tratamiento del pietín. Ellos pueden

lograr una cura rápida con un mínimo de esfuerzo, pero son caros.

         Los antibióticos pueden detectarse en los exhudados de la lesión en los materiales de los cascos unas 4-6 horas luego de la inyección. Se piensa que el efecto del tratamiento es el resultado de una "aplicación" concentrada tópica del antibiótico alrededor de la lesión dentro de la pezuña.

         Un cuidadoso despezuñado antes puede mejorar el porcentaje de cura. Es de esperar tasas de curación mayores al 90 % cuando los animales tratados son despezuñados y retenidos sobre una superficie seca por 24 horas.

         Las tasas de curación son mucho mas bajas cuando los ovinos retornan a las pasturas húmedas luego del tratamiento. La reducción observada a menudo, en el número de animales mancos es debido a una mejoría parcial. Si no se usa ningún otro método de prevención, es de esperar que la manquera reaparezca en el rebaño 3 a 4 semanas luego del tratamiento con antibiótico.

         A menos que los ovinos puedan ser mantenidos en corral por 24 horas después del tratamiento, es desaconsejable recomendar antibióticos cuando la pastura se encuentra húmeda.

         Los antibióticos son especialmente útiles para dar una rápida mejora a ovejas infectadas justo antes de empezar a parir, cuando no es práctico realizar un baño podal

 

Cuadro 3.-  Resumen del rango de curación de algunos antibióticos usados en el tratamiento del pietín.

________________________________________________________________________________

Antibiótico              Dosis                                        Porcentaje de cura

 

Penicilina/ (1)          70.000 ui/kg de penicilina

estreptomicina         70 mg/kg de estreptomicina          42 a 100 %

 

Lincomycina/  (2)     50 mg/10 kg de Lincomycina

espectinomycina      100mg/kg de espectinomycina       mas de 90 %

 

Erytromycina (3)      12 mg/kg                                   80 a 100 %

 

Oxitetracyclina

larga acción (4)       200mg/10 kg                              mas de 94 % 

_________________________________________________________________________________

 

(1).- Egerton et al (1968); Webb et al (1994);    (2).-  Venning et al (1990)

(3).- Egerton et al (1968, Webb et al (1994);     Grogono- Thomas et al (1994).

 

 

         Existe una serie de antibióticos que han demostrado ser efectivos para el pietín (Cuadro 3).

         El efecto del despezuñado y el baño podal tanto con formalina como con sulfato de zinc en conjunción con un tratamiento de antibiótico, es variable pero la evidencia sugiere que el baño podal y el despezuñado mejoran el porcentaje de curaciones. Alguna de la variación observada en ensayos puede estar asociada con la oportunidad del baño podal en relación al tratamiento.

         Sin embargo, la oportunidad del baño podal debería ser demorada por al menos 48 horas luego del tratamiento para asegurar que no sea lavado el antibiótico del exudado de la lesión.

         Han sido informados muertes a continuación del tratamiento con algunos preparados de Lincomycina/espectinomycina que fueron usados "fuera de prospecto". Parecería que muchos de los animales tratados hayan estado en una situación de estrés en los días previos al tratamiento con antibióticos, esto los habría predispuestos a desordenes intestinales tales como salmonellosis. El riesgo puede incrementarse con la preñez, pérdida de la condición corporal o falta de alimento y agua.

         Todos los animales a ser tratados con Lincomycina/espectinomycina deberían haber pasado al menos dos días completos sobre buenas pasturas con acceso a agua de bebida antes de su tratamiento para luego retornar inmediatamente a la pastura después del tratamiento.

         El tratamiento con antibiótico otorga algunos beneficios en comparación con otras formas de tratamiento tales como la facilidad de administración, habilidad para tratar infecciones no diagnosticadas, requerimiento mínimo de despezuñado y rápida recuperación. En la práctica los antibióticos tienden a otorgar beneficios limitados a causa de que son comúnmente usados como una "curita" cuando no se está aplicando ni implementando un programa de manejo general.

         El uso indiscriminado de antibióticos en la comida de animales estabulados es visto como una amenaza por el mercado, por la aparición de residuos en la carne y al desarrollo de resistencia en las bacterias para la salud humanas.

Zinc oral e inyectable

 

         Ha habido una gran controversia sobre el uso de zinc en forma oral o inyectable en el tratamiento y prevención del pietín.

         Algunos resultados espectaculares han sido informados desde Grecia y Francia (Demertzis et al 1978; Banting, 1979).

         Mas adelante la mayoría de otros ensayos en Nueva Zelanda (Skerman et al, 1983; Mulvaney, 1999), Australia (Egerton et al, 1985), USA (Cross et al, 1981) y España (López et al, 1999), han demostrado que la suplementación con zinc oral era inefectiva en el tratamiento y en la prevención del pietín.

 

         El uso de zinc en forma oral o inyectable y otros elementos trazas no parecen generar ningún beneficio en los programas de control del pietín en Nueva Zelanda

 

         Una posible explicación sobre los resultados positivos encontrados en Grecia y en Francia puede ser que el estatus de inmunidad de los ovinos se encontraba disminuido por una deficiencia de zinc. Es conocido que la deficiencia de zinc reduce la respuesta inmunitaria (Franker et al, 1977) y se supone que es un factor predisponente al pietín (Banting, 1979)

         Mulvaney (1999) comparó tres formas de tratamiento con zinc con un grupo testigo sin tratar en ovejas Merino mantenidas bajo condiciones de desafío de pietín importante. Los tratamientos fueron:

 

·         Dos bolos de zinc de lenta liberación (el Time Capsule®, Agr,-feed Ltd, ARB 6275) dada seis semanas de intervalo para lograr 12 semanas de tratamiento.

 

·         Igual que la anterior, suplementada con una cápsula de 5 gr. de cobre (Copacap, Merial New Zealand Ltd, ARB 4944).

 

·         Una dosis oral de 135 gr de quelatos de zinc (Chelofarm, Sulken Co Ltd) cada 14 días.

 

Ninguno de los tratamientos fue efectivo para el tratamiento o prevención de DIO o

del pietín durante los 70 días del período del tratamiento.

Los quelatos orales de zinc han sido ampliamente promocionados por algunos

productores como un control del pietín. Sulkem, el distribuidor en Nueva Zelanda, no promociona los quelatos de zinc como un remedio para el pietín y no recomienda niveles de dosis para su uso. En condiciones de campo, se trata todo el rebaño, por lo que sin un lote no tratado, es imposible asegurar que cualquier efecto positivo sea debido al tratamiento o a factores ambientales.

         Una inyección de zinc a sido promocionada en el tratamiento del pietín. El producto no tiene licencia para su uso en Nueva Zelanda. Se ha encontrado que causa severas reacciones localizadas en el sitio de la inyección.

         Existe muy poca información acerca del nivel de zinc en los ovinos de Nueva Zelanda. Una investigación en el laboratorio de Salud animal LABNET revela que desde 1998 existen 21 solicitudes por niveles de zinc en ovinos en las regiones de Otago y Southland. De estas, 5 estaban el rango marginal (7-9 umol/l) y tres en el rango menor (menos de 3 umol/L). Los casos menores se dieron durante el período de julio a octubre (Clark com pers).

         El nivel del zinc en la pastura varía de 23 a 31 mg /kg. m.s. a lo largo del año en una pequeña granja de Southland. El nivel normal de una pastura se piensa que es de 25 mg. Zn/kg m.s. El nivel de zinc en el suero de ovejas fue mas bajo durante el período de mayo a agosto cuando los niveles en la pasturas tienden a ser mayores. Posibles explicaciones de los bajos niveles de zinc en ovejas pastoreando pasturas con niveles adecuados de zinc, podría ser su interferencia por los altos niveles de azufre en la pastura y un alimentación deficitaria (Roe, com pers).

 

         Es dudoso que dosis de zinc tanto oral como inyectable, afecten al D. nodosus en las lesiones de pietín porque no parece que el zinc en la sangre logre alcanzar niveles tan altos como los necesarios para volverse bactericida.

 

 

*      Volver al Índice de este artículo